Starting Sept. 30, 2014, Genealogy.com will be making a big change. GenForum message boards, Family Tree Maker homepages, and the most popular articles will be preserved in a read-only format, while several other features will no longer be available, including member subscriptions and the Shop.
 
Learn more


Chat | Daily Search | My GenForum | Community Standards | Terms of Service
Jump to Forum
Home: Regional: Countries: Nicaragua Genealogy Forum

Post FollowupReturn to Message ListingsPrint Message

El exilio del Presidente José Santos Zelaya
Posted by: Jose Mejia (ID *****3452) Date: March 03, 2008 at 15:34:08
  of 1417

       A continuación presento un resumen de veinte artículos publicados por el New York Times sobre el Presidente José Santos Zelaya. Los artículos pueden leerse en la Internet visitando http://query.nytimes.com/search/query?query=Jose+Santos+Zelaya&srchst=p Estos artículos cubren el período entre 1909 y 1914. He dejado por fuera los artículos publicados antes de la caída de Zelaya porque forman parte de la historia de Nicaragua. Mi intención aquí es narran la vida del presidente en el exilio, tal como la presentan los reportajes del New York Times.

“Corinto, 24 de diciembre de 1909. José Santos Zelaya, quien hace tres días renunció la presidencia de Nicaragua en manos del Dr. José Madriz—el mismo día que su ejército fue derrotado por las manos de los revolucionarios en Rama—dejó la capital y esta noche está en Corinto, rodeado de sus guardaespaldas y unos pocos amigos leales.

“Zelaya salió de Managua bajo la cobertura de la noche escoltado por cincuenta miembros de su guardia de honor y una escuadra de artillera con un cañón Maxim. A eso de las 3 de la madrugada el grupo dejó silenciosamente la Casa Presidencial y media hora después estaban a bordo de un vaporcito rumbo a Puerto Momotombo en el lago de Managua. Simultáneamente con la salida del vaporcito, un tren especial con unos pocos amigos y un representante de la prensa, salió de Managua también rumbo a Momotombo.

“A la 7 en punto de esta mañana el vapor se juntó con el tren en Momotombo, y Zelaya con su guardia y el cañón Maxim rápidamente abordaron un carro especial que se había enganchado al tren en Managua. El tren salió inmediatamente rumbo a la hacienda El Diamante de Zelaya donde desayunaron. El grupo entero compuesto de 100 de los amigos más íntimos de Zelaya, entre ellos Joaquín Pasos, Louis Cousin, sus dos hijos Horacio y Alfonso; su secretario privado, y James Hall, el socio americano de Zelaya en las minas de oro nicaragüenses.

Después del desayuno, Zelaya y su grupo abordaron el tren y procedieron a Corinto, donde llegaron en la tarde. El viaje transcurrió sin incidentes especiales. No hubo manifestaciones de la gente a lo largo de la ruta, la población generalmente no sabía de la identidad de los pasajeros del tren especial. Todos los miembros del grupo, incluyendo Zelaya mismo, estaban fuertemente armados. Zelaya parecía calmo y bastante alegre.

“En Chinandega le llevaron a bordo del tren noticias a Zelaya de que la fragata armada Princeton de los Estados Unidos había dejado Corinto para tomar posiciones en el Golfo de Fonseca.

“Se había sugerido que Zelaya intentaría salir de Corinto en la fragata mexicana Guerrero, la que se había reportado estaba en el puerto en una misión bastante problemática.”

En un despacho fechado en Managua el 25 de diciembre de 1909, se dice que José Santos Zelaya abordó la fragata acorazada General Guerrero con rumbo a Salinas Cruz, México. Al lado del General Guerrero estaban varios barcos de Guerra de los Estados Unidos llenos de marines esperando instrucciones. El General Guerrero partió a las 5 de la tarde mientras desde la costa se disparaban 13 cañonazos y cientos de soldados y paisanos le saludaban desde la playa.

Las noticias de la salida de Zelaya al exilio, y de la victoria del General Juan José Estrada en ciudad Rama llegaron a Managua, donde todos esperaban que se alcanzara un acuerdo satisfactorio para todas las partes antes del arribo del General Estrada que todavía estaba a gran distancia de la capital.

En un reportaje fechado en México D.F. el 30 de diciembre de 1909, se dice José Santos fue recibido como ciudadano privado por el Presidente Díaz. También dice que Zelaya permanecería en México unos dos o tres meses para después radicarse en Bruselas para supervisar personalmente la educación de sus hijos.

Un despacho del 9 de enero de 1910 fechado en México D.F. refiere que José Santos Zelaya presentó tres telegramas, fechados el 14 de noviembre de 1909 en El Castillo, en los cuales Leroy Cannon y Leonard W. Groce confiesan su culpabilidad, por separado, y piden les sea perdonada la vida. El despacho dice que el telegrama de Cannon estaba mejor redactado en español, mientras que Groce cometió muchos errores gramaticales. Groce era masón y apeló a Zelaya usando formas íntimas, pero de nada le sirvió porque Zelaya no era masón.

Un despacho fechado en México D.F. el 30 de enero de 1910 anuncia que Zelaya salió en tren para Veracruz de donde partirá para Bélgica en un barco español. Mientras tanto Francisco Castro, su secretario, salió para Salinas Cruz de donde partirá para El Salvador y Nicaragua. Castro hará los arreglos para que la familia de Zelaya salga del país hacia Bruselas tan pronto como sea posible.

Se decía que Zelaya vivía en Bélgica en un palacio, pero sus amigos se encargaron de desmentir la noticia diciendo que vivía en una casa con tamaño para dos familias. En uno de los reportajes del New York Times se dice que Zelaya hablaba español y francés, ambos con fluidez, pero muy poco inglés.

En un despacho fechado en New Orleans el 1 de marzo de 1911, se dice que Zelaya envió desde Bruselas un panfleto de 16 páginas titulado “Refutations to the Statements of President Taft” en el que amargamente denuncia al Presidente Taft y a su gobierno de su política de agresión a América Latina.

En septiembre de 1913, Zelaya decide viajar a New York para vender bonos del gobierno de Nicaragua que tiene en su poder. Zelaya retrasó su visita a los Estados Unidos hasta que su período presidencial para el que fue electo, hubiera terminado, para que no se le acusara de llegar a promover disturbios para ganar de nuevo control de su presidencia.

Inicialmente Zelaya estaba hospedado en el Waldorf-Astoria, pero cuando se dio cuenta por su nuera de que era seguido por detectives, se movió varias veces hasta que fue arrestado por la policía de los Estados Unidos a medianoche del 26 de noviembre de 1913, mientras dormía, en un apartamento en el sexto pido de una casa de apartamentos situada en 645 West End Avenue, New York. Al momento de su detención José Santos, se vistió rápidamente, y pidió llamar a su abogado Luís F. Correa. Después de una breve conversación con Correa sacó de su bolsillo un sobre lleno de dinero que entregó al policía.

El arresto se debió a una solicitud de extradición del gobierno de Nicaragua quien cablegrafío las acusaciones de asesinato cometidas por Zelaya. Las negociaciones entre el Gral. Chamorro, ministro de nicaragua en Washington, y los abogados de Zelaya concluyeron cuando Nicaragua resolvió retirar la acusación y Zelaya prometió regresar a España tan pronto arreglara sus asuntos privados. El Depto. de Estado de los USA esperaba recibir el día 3 de diciembre de 1913 la confirmación del Gobierno de Nicaragua que retiraba la solicitud de extradición de José Santos Zelaya a quien había acusado por el asesinato el 21 de abril de 1901 de Domingo Toribio y de Sixto Pineda de Masaya. Después de recibir el cable de Nicaragua, Zelaya sería liberado sin condiciones.

El abogado de Zelaya en Washington, Mr. Corry Montague Stadden, declaró que Zelaya no tenía conocimiento de las muertes; que Sixto Pineda murió de un disparo hecho para defender la vida del gobernador departamental de Masaya, y que Domingo Toribio fue muerto por la policía de Managua mientras cometía un robo. Las circunstancias de ambas muertes eran del dominio público en Nicaragua y que Zelaya no tenía nada que ver con ellas.

En su corta estadía en New York, donde llegó en septiembre de 1913, Zelaya recibió el apoyo de su hijo Alfonso Zelaya—fuera de matrimonio—casado con una americana sobrina nieta del general sureño Robert E. Lee. Los periódicos hasta reproducen palabras del hijo de Alfonso, Robert Lee Zelaya de 5 años, y declaraciones de su madre protestando la actitud del gobierno de los Estados unidos contra su suegro, aunque el reportero respetó su privacidad y la menciona solo como Mrs. Alfonso Zelaya.

En un reportaje del New York Times fechado el 30 de noviembre de 1913 se dice que visitaron a Zelaya en su celda, sus dos hijos Horacio y Alfonso y su nuera, la esposa de Alfonso. En el encuentro, Zelaya entregó a su hijo Horacio la condecoración de la Legión de Honor que llevaba en su solapa cuando fue aprendido, condecoración que le otorgó la República Francesa. “No quiero llevar esta condecoración mientras estoy en prisión porque sería una desgracia a la República Francesa.”

Zelaya explicó después a los reporteros por medio de sus abogados Johnson & Galston de 49 Wall Street, que él no se había escondo de las autoridades de los Estados Unidos, sino que de detectives guatemaltecos que lo seguían desde el primer día que llegó a New York. Zelaya estuvo preso durante ocho días. Sus abogados declararon que su libertad era condicionada a que saliera del país después de completar los negocios privados que le llevaron a New York. Sin embargo, el asistente del District Attorney, Roger Wood dijo que la libertad de Zelaya era incondicional. Aun después de ser liberado por las autoridades de los Estados Unidos, el Gral. Zelaya planeaba seguir escondiéndose de los detectives guatemaltecos.

Zelaya zarpó para el Havre en el crucero francés Lorraine el 24 de diciembre de 1913, acompañado de su secretario Joaquín Machies. Zelaya dijo que va rumbo a Barcelona, España donde está su familia. Zelaya todavía espera regresar a su país nativo para pasar el resto de sus días. Agregó que hacía cuatro años que se había retirado a España donde gozaba del reposo y tranquilidad que a sus 60 años merecía. En su declaración firmada para la prensa dice que los bonos, que ya había vendido, fueron para financiar la guerra con Honduras en 1907, y para mantener el crédito y el honor financiero de su país pagando los cupones del préstamo inglés, y el primer pago de ciertos reclamos de los Estados Unidos.

Los reclamos del gobierno de los Estados Unidos eran para satisfacer al gobierno de los Estados Unidos cuando exigieron la satisfacción inmediata de George D. Emery Company. La compañía Emery explotaba la madera de caoba y estaba obligada a replantar arbolitos para reponer el bosque. Nicaragua acusó a Emery de incumplimiento de contrato por no plantar los arbolitos, y la confiscó. El secretario de Estado en ese entonces Mr. Knox exigió el pago inmediato de $600,000. Como los fundos del estado estaban exhaustos por los gastos ocasionados por la Revolución de la Costa organizada en Bluefields con el apoyo financiero de Guatemala, Zelaya se vio obligado a desembolsar $30,000 de su propio dinero, como primer desembolso, para evitar la intervención inmediata de los Estados Unidos. Nicaragua se obligó así a comprar la concesión de George D. Emery y explotarla por si misma.

Después de salir exiliado a México, encontró a Francisco Castro, embajador de Nicaragua en México, entrampado con su familia y sin fondos para regresar a Nicaragua. Zelaya le dio $500 de su bolsillo a Castro para regresar a Nicaragua. Al final Zelaya terminó pagando $1,600,000 de su propia fortuna que era de $2,000,000 para prevenir el desembarco de los marines en Nicaragua. La deuda estaba amparada por bonos del gobierno de Nicaragua con una primera hipoteca sobre las aduanas del país como garantía.

Un reportaje fechado en Madrid, España el 29 de marzo de 1914, refiere que ese mismo día un individuo de apellido Rosas entró al apartamento que Zelaya tenía en Casa Torres, Barcelona, sacó un revolver y le disparó al ex-presidente para vengar la muerte de su tío. Zelaya no resultó herido y Rosas fue inmediatamente sujetado y arrestado.

El Depto. de Estado de los USA espera recibir el día 3 de diciembre de 1913 la confirmación del Gobierno de Nicaragua que retira la solicitud de extradición de José Santos Zelaya a quien había acusado por el asesinato el 21 de abril de 1901 de Domingo Toribio y de Sixto Pineda de Masaya. Después de recibir el cable de Nicaragua, Zelaya sería liberado sin condiciones.

El abogado de Zelaya en Washington, Mr. Corry Montague Stadden, declaró que Zelaya no tenía conocimiento de las muertes; que Sixto Pineda murió de un disparo hecho para defender la vida del gobernador departamental de Masaya, y que Domingo Toribio fue muerto por la policía de Managua mientras cometía un robo. Las circunstancias de ambas muertes eran del dominio público en Nicaragua y que Zelaya no tenía nada que ver con ellas.


Notify Administrator about this message?
Followups:
No followups yet

Post FollowupReturn to Message ListingsPrint Message

http://genforum.genealogy.com/nicaragua/messages/1118.html
Search this forum:

Search all of GenForum:

Proximity matching
Add this forum to My GenForum Link to GenForum
Add Forum
Home |  Help |  About Us |  Site Index |  Jobs |  PRIVACY |  Affiliate
© 2007 The Generations Network